fbpx
Piscina segura

4 factores importantes para una piscina en óptimas condiciones

Contenido de la nota

Tener una piscina suele ser sinónimo de diversión y relajación, pero también implica una responsabilidad para mantenerla en excelente estado. Es esencial prestar atención a ciertos elementos que influyen directamente en la calidad del agua. En este blog, te guiaremos a través de esos factores a considerar: pH, alcalinidad, dureza y temperatura del agua.

Estos parámetros pueden afectar la comodidad y seguridad de los bañistas, así como también pueden impactar en la eficiencia de los químicos aplicados durante el mantenimiento normal. Mantener un equilibrio adecuado entre estos elementos es fundamental para evitar problemas como el crecimiento de algas, corrosión de equipos o problemas en los usuarios directamente. 

pH del agua: cuando un pH está en niveles bajos, aumenta la acidez del agua y puede causar irritación en los ojos y/o la piel. Y si tiene niveles altos, puede que los químicos no actúen de forma efectiva, dañando más la calidad del agua.

Alcalinidad: cuando es alta, puede afectar el nivel del pH, agua turbia, irritación en ojos y oídos de los bañistas, incrustaciones en las paredes. Cuando es baja, puede haber corrosión y manchas, baja efectividad de los químicos y hasta formación de algas.

Dureza: esto depende directamente del suministro de agua. Pero puede causar efectos como manchas en la piscina, agua turbia y bajo rendimiento del sistema de filtración.

Temperatura: el rango dependerá de la ubicación de la piscina y el clima alrededor. Pero mantenerla en un promedio ayuda a evitar la aparición de algas.

Cada uno de estos elementos juega un papel fundamental en la calidad del agua, la eficacia de los químicos y la vida útil de la piscina en general. ¡No los pases por alto!

Productos Ofertados Ofertados

¡Sus datos han sido enviados con éxito. Lo estaremos contactando pronto!

Cotización de Servicio